La maleta perfecta

Salir de viaje es emprender el viaje de vuelta. Así que no pretendas llevar de viaje todo lo que tengas. En la maleta, menos es más.

Hacer la maleta es la peor parte de un viaje. A medida que vas adquiriendo experiencias viajeras te das cuenta que cada vez necesitas menos cosas cuando viajas. El “por si acaso” nunca lo vas a usar, hazme caso.
 
Cada persona tiene su propia forma de hacer maletas. Naturalmente es distinta según el medio de transporte que vayas a utilizar. En coche, siempre puedes llevar más “por si acasos” que en avión.  Lo importante es optimizar el equipaje al máximo.
 
Imprescindible conocer la climatología  del lugar de destino y el tipo de viaje. No es lo mismo ir de trabajo que de vacaciones. Esto va a determinar  las prendas que vas a colocar en la maleta. Para empezar, lo mejor es utilizar una checklist. Varias semanas antes haces una lista con las prendas que vas a necesitar según los días de estancia, todas combinables entre sí para poder usarlas en diferentes looks. En esa lista se incluirá la ropa y calzado, accesorios (enchufes,cargadores,paraguas,etc.), documentación(dni o pasaporte, tarjetas de embarque, carnet de conducir si vas a alquilar un coche, tarjeta sanitaria, documentación del hotel), medicamentos,etc. Es importante tener la lista al lado e ir punteando a medida que incluyes en la maleta, no olvidarás nada. Lo mejor es guardar una copia de esa lista en tu ordenador, la podrás reutilizar en viajes posteriores e ir adaptándola a otros viajes.

Checklist
 
Llegó la hora de hacer la maleta. Imprescindible usar bien el espacio y no sobrepasar el peso que te indica  tu  compañía aérea (es importante comprobarlo, cada compañía dispone de forma diferente).


Ya tienes todo en un montón listo para empaquetar. Y, ¿ahora qué? . Lo mejor para que las prendas no lleguen arrugadas es ponerlas extendidas, no dobladas. Caben mejor y se arrugan menos.


Foto 1

Primero pones los pantalones. Los adaptas a la maleta por la parte alta dejando las perneras colgando fuera de la maleta (1). Empiezas a poner el resto de prendas extendidas encima(2).

Foto 2




Una vez que la maleta esta llena, doblaremos las patas de los pantalones sobre la ropa como en la imagen(3).


Así está compacto y no se arruga ni se estropea con los objetos que llevamos en la otra parte de la maleta que será el calzado, la bolsa de aseo y otros enseres.


Foto 3

Trata de ajustar todos los huecos. Por ejemplo, alrededor de la maleta puedes llevar los cinturones, haciendo el recorrido de la maleta(3). Enrollados ocupan mucho sitio.  La ropa interior o calcetines en bolsas para poder acoplar en los huecos que se van quedando.




 
 

El calzado siempre envuelto individualmente en bolsas de tela. Será más fácil acoplar un zapato suelto que dos juntos. Las  bolsas de calzado las venden hechas pero puedes fabricarlas en casa facilmente. Las mangas de camisas viejas son idóneas para esto y tendrán tus estampados favoritos(4).



Foto 4

 
Los productos de aseo personal mejor en botellas muy, muy pequeñas, tanto, que te permitan llevarlas en la bolsa de mano, aunque las factures. Puedes comprar un set de aseo con botellas para rellenar o usar botellitas que tengas en casa.No necesitas más para una semana. ¡Comprobado!. Todo ello en una bolsa impermeable para evitar accidentes dentro de la maleta.

Ya está lista, ahora a cerrar. No incluyas nada de valor en la maleta que vas a facturar y nunca la llenes demasiado, seguro que traes algo de vuelta.

Un comentario en “La maleta perfecta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s