Parque Nacional de Doñana

Visita al Parque Nacional de Doñana

Paisaje dunar en Doána

Cuando vuelvo de viaje, hago un recorrido o visito un museo me pongo a estudiar. De cualquier curiosidad hago otro viaje virtual.

Acabada la visita al Parque Nacional de Doñana me surgió una duda. Escribí en el buscador de Google y llegué a la página de Trip Advisor. No suelo consultar esta página de opiniones pero me picó la curiosidad y fui a mirar. Había varias opiniones negativas (algunos pretenden ver al lince ibérico, quizás, o campar a sus anchas por un parque natural). Para mí fue una experiencia estupenda.

Doñana es uno de los 15 parques nacionales de España y, como tal, goza de la máxima protección que existe por su alto valor ecológico y cultural. Dentro no existen poblaciones humanas (las hubo hasta 2002)  lo que lo diferencia de la denominación de parque natural. Por lo tanto, la entrada al parque está limitada y controlada. Existen empresas autorizadas para ofrecer el servicio de visitas para interesados y turistas. A mí me apetecía una excursión que combinaba barco y todo-terreno. Sale desde Sanlúcar.

Bajo de Guía

La tranquilidad era absoluta. Los cielos estaban un poco grises; con la amenaza del huracán Leslie era lo menos preocupante. Lo peor : la nube que venía desde el Atlántico. En Bajo de Guía ( barrio marinero de Sanlúcar de Barrameda) un puñado de excursionistas subíamos desde la misma arena al Buque Real Fernando que iba casi vacío.

Buque Real Fernando

Durante la navegación hacia la entrada del parque (unos 6 kilómetros) se cuentan los datos pertinentes mientras a la izquierda se va viendo uno de los ecosistemas de Doñana. Descubro que hay una población pegada a Sanlúcar que se llama Bonanza. Que el agua salada del Atlántico se va mezclando con el agua dulce del Guadalquivir y las especies luchan por sobrevivir en cada zona.

El río arrastra hasta la orilla del parque todo tipo de objetos que los conservadores y un gran número de voluntarios recogen cada año. Me quedo perpleja cuando me dicen todo lo que recogen.

Embarcadero en Doñana

Desde este embarcadero se accede al poblado de La Plancha. Antiguo asentamiento de las familias que vivieron en chozas hasta el año 2002, fecha en que murió el último habitante. Se mantiene para dar testimonio de la forma de vida de esta población. Vivían de la caza, la pesca, la obtención de carbón vegetal y de la agricultura y la ganadería.

En este punto de inicio del recorrido se explican con detalle los avatares por los que ha pasado Doñana a lo largo de su historia que es mucha. Fue Fernando IV quién regaló el terreno a los Duques de Medina Sidonia en 1309. Perteneció a la casa ducal hasta 1900. En esa época fue comprada por el bodeguero de origen irlandés Guillermo Garvey que hizo rentable el coto con la caza y comenzó a construir la casa-palacio colonial conocida por Las Marismillas, actualmente ( y gracias al tesón de algunos naturalistas) patrimonio del Estado. No es extraño que los presidentes del gobierno pasen aquí sus vacaciones pues el sitio es fantástico.

Las Marismillas en Doñana

Vamos en un minibus 4×4. He conseguido un sitio privilegiado en ese todo-terreno que nos va llevar por los diferentes ecosistemas del parque. He levantado con gran esfuerzo la sucia luna de la ventanilla que me ha tocado en suerte y me dispongo a ver sin filtros todo lo que nos va narrando el chófer-guía.

Todoterreno en Doñana

Nada más empezar se ven los primeros animales. Comen y corren a sus anchas por el terreno y se nota que este bus verde es como de la familia. Se quedan quietos, miran y continúan con lo que estaban haciendo. A los primeros grupos de ciervos el revuelo es tremendo y pedimos al guía que pare para poder inmortalizarlos con cámaras y móviles. La verdad es que da gusto ver a esas familias de cérvidos que disfrutan y corren por el parque.

ciervos en Doñana

ciervo en Doñana

Vamos por caminos de arena, imposibles para cualquier vehículo, salvo para las carretas de bueyes que las atraviesan cada año camino a la aldea del Rocío.

Llegamos a la zona de marismas. Están completamente secas después del cálido verano. Sin rastro de agua, ahora tienen un bonito color morado por las plantas que crecen del barro. Dice el guía que se utilizan en la nueva cocina del cercano A poniente, restaurante con tres estrellas Michelín.

Marisma

La marisma es el ecosistema más importante de Doñana. Es una despensa muy bien abastecida para las aves migratorias que se refugian y crían en estos parajes. Fue declarado sitio Ramsar como humedal de importancia internacional. Volveremos para verlas llenas de agua en otra ocasión.

Doñana

Atravesamos otra vez el bosque para llegar hasta la orilla de la playa. Nos dirigimos al ecosistema dunar. El 4×4 va como un caballo desbocado por la playa. Hay superficie de arena de sobra para pisar a tope el acelerador. Se nota en la cara un fresco intenso del otoño que viene por ahí.

Hay algunos pescadores metidos en el agua hasta la cintura. Rastrillan la arena para sacar coquinas. Piénsalo cuando disfrutes del aperitivo. pescando en Doñana

 

aves en Doñana

 

El viento intenso del Atlántico va empujando la arena hacia tierra y se van formando unas dunas tan espectaculares que algunas tienen hasta 20 metros de altura. Y la vegetación va adaptándose y creciendo como puede.

 

Doñana dunas

 

Dunas Doñana

Tras unas dos horas y algo disfrutando de la naturaleza volvemos a embarcar en el buque que nos devuelve a Sanlúcar justo a la hora del aperitivo. En el que llevo pensando hace rato. Tengo en mente las tortillitas de camarones que hacen en Casa Balbino en el centro de la ciudad. ¡Qué cosa más rica!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s